Herramientas organizacionales basadas en la gestión de personas para la seguridad, gestión del estrés y emergencias.

por | junio 19, 2018 | Stay




La gestión de personas siempre ha sido y será un gran desafío para cualquier organización, los seres humanos llevamos milenios esforzándonos por encontrar y lograr formas efectivas de colaboración hacia objetivos comunes, algunas con mejores resultados que otras sin duda, pero ninguna exenta de obstáculos y esfuerzos en el día a día.

Sin embargo, las personas son capaces de lograr cosas simplemente impresionantes.
No es nada menor que en estas fechas miles de personas de todo el mundo viajen a un lugar específico para ver durante casi un mes a personas de distintos países y culturas competir en un deporte sobre el cual nos hemos logrado poner de acuerdo internacionalmente en cómo se juega, clasifica y compite. Lograr esto es algo que sin duda requiere organización y colaboración. Pero por sobre todo un objetivo claro y determinación.

Organizarse ya es por definición un esfuerzo constante para un grupo humano, pero pocas cosas son tan disruptivas y desafiantes para una organización como la vivencia de una situación de emergencia o (en términos técnicos) un “incidente crítico”.

Ya sea este derivado de un accidente laboral, un asalto, un desastre natural o bien de una situación presente en la operación regular, estamos hablando de un evento inesperado, amenazante y de alto impacto emocional que puede (y suele) generar niveles altísimos de estrés en las organizaciones y sus personas, dificultando aún más las capacidades de organización y colaboración, paradójicamente en momentos en que son más necesarias que nunca, un momento de crisis.

Tras estos eventos, si bien la mayoría de las personas se recuperarán sin secuelas con el transcurso del tiempo, otras en cambio, pueden quedar emocional y psicológicamente afectadas, impactando este evento no solo en su salud mental, si no inevitablemente en la calidad y capacidad de su trabajo.
Esto genera costos silenciosos, pero potencialmente muy significativos para las organizaciones, quienes pueden experimentar en el corto o mediano plazo disminución de la productividad, aumento de días perdidos por licencias médicas, ausentismo y rotación de personal, además de quiebres en el clima laboral y daños en su imagen o reputación si las personas no perciben genuina preocupación por parte de sus líderes.

Frente a estos eventos, cómo las organizaciones manejen preventivamente la seguridad y el estrés crítico de sus personas, pero también cómo se preparen o recuperen ante incidentes críticos puede hacer una diferencia significativa, tanto para el negocio como para las personas.

Para ello existen herramientas organizacionales basadas en la gestión de personas que han probado a nivel internacional ser efectivas para la solución de los desafíos humanos en contextos de seguridad, estrés crítico y emergencias, tales como:

- Programas de seguridad basada en el comportamiento: A grandes rasgos la seguridad basada en el comportamiento se refiere a los programas de seguridad que usan refuerzo positivo para cambiar el comportamiento de los empleados a fin de prevenir lesiones y enfermedades relacionadas con el trabajo (Reece and Brandt, 2005) Enmarcados en una gestión del cambio para una cultura de seguridad, estos programas facilitan y validan que cada persona sea actor principal en su propia seguridad, buscando cuidarse porque realmente quieren y les importa, no porque sea una obligación impuesta desde afuera. Los comportamientos que tienen motivación interna, tienen mucho mayor tasa de éxito en su instalación que aquellas motivadas desde afuera. Teniendo un motivo claro, herramientas concretas y motivantes, pero además a una organización, líderes y equipos alineados, la seguridad en las operaciones es posible.

- Desarrollo de grupos de apoyo de pares para la gestión del estrés y autocuidados: Bajo la misma lógica de contar con una gestión del cambio para una cultura de autocuidados, estos programas son una práctica estándar en organizaciones que rutinariamente exponen a su persona a eventos potencialmente traumáticos, tales como servicios de emergencia y el ejército (Levenson y Dwyer, 2003). Puesto que permiten abordar múltiples barreras organizacionales para el cuidado de sus personas (inluido el estigma al malestar, la falta de tiempo, el temor a las repercusiones laborales, entre otros).

- Plan de respuesta organizacional a incidentes críticosDesarrollo de protocolos, entrenamientos y simulaciones: Anticiparse a la situación que una organización teme o le preocupa enfrentar, definir planes de acción, entrenar a los equipos y líderes en las habilidades requeridas, poner a prueba el plan y habilidades mediante simulaciones y simulacros realistas que incluyan actores que represente el comportamiento esperado de las personas... Todas estas son herramientas de un plan de respuesta que puede ayudar a restaurar el liderazgo en tiempos de crisis. (The importance of managing human factors during a workplace crisis - ZURICH)

- Intervenciones basadas en primeros auxilios psicológicos para la recuperación frente a incidentes críticos: El costo humano de un incidente crítico puede ser perjudicial para las operaciones comerciales y laborales. La investigación muestra que la productividad, la calidad del trabajo, la rentabilidad y otras medidas clave de rendimiento pueden verse afectadas adversamente por dichos eventos. (VandePol, R., and Beyer, C.E. (2009).  El apoyo psicológico especializado busca anticipar, identificar y abordar las causas que llevan a estos costos asociados a la gestión inadecuada del estrés por falta de cuidados tempranos y de orden preventivo para las personas tras un incidente crítico.

En STAY nos dedicamos a mejorar la calidad de vida de las personas y la productividad de las organizaciones con las que trabajamos, ayudándolas a reducir los costos asociados a la gestión del capital humano en seguridad, gestión del estrés crítico y emergencias.

Para lograr esto realizamos servicios técnicos y personalizados de capacitación, coaching, consultoría organizacional y gestión del estrés de incidentes críticos, brindados por un equipo especializado de consultores, alineados con las principales prácticas internacionales y basados en metodologías con evidencia.

Si te interesa conocer más sobre estas soluciones, te invitamos a visitar www.stay.cl

Sobre Alan Breinbauer

Alan Breinbauer

Psicólogo, fundador y gerente general de Stay.

Share This